fbpx

Cómo ahorrar combustible regulando la presión de los neumáticos

Conducir con la presión adecuada en nuestros neumáticos no es un capricho del fabricante, asegurarnos de que las ruedas tienen la presión correcta nos ayuda a circular más seguros, reducir el desgaste de los neumáticos y ¡Ahorrar combustible!

Si quieres bajar tu gasto de gasolina este año, tanto de tu coche como de tu vehículo de alquiler, te recomendamos leer los siguientes consejos. Te explicamos como tener la presión correcta en tus neumáticos para no gastar ni un euro de más en gasolina: 

Cómo ahorrar combustible regulando la presión de los neumáticos

¿Qué pasa si las ruedas no están bien infladas?

Lo primero que debemos saber es por qué este punto es tan importante, y cómo afecta a nuestro vehículo que las ruedas no tengan la presión correcta. 

  • Neumáticos demasiado inflados: Los neumáticos demasiado inflados también son perjudiciales para nuestro vehículo, no debemos caer en el error de pensar que unas ruedas sobre-infladas resultan beneficiosas, porque la realidad es toda la contraria. Si las llantas cuentas con una presión muy elevada por ruedas sobre infladas estas tendrán demasiada rigidez. Por otro lado, las ruedas demasiado infladas son más propensas a dañarse al entrar en contacto con baches o superficies irregulares. 
  • Neumáticos poco inflados: Cuando las ruedas no están bien infladas ejercen menos presión de la necesaria en las llantas, lo que puede ocasionar que esta llegue a bajarse. En el peor de los casos una llanta baja puede llegar a provocarnos un accidente y en la mayoría de ocasiones un gasto extra de combustible además de una menor vida útil de los neumáticos 

Cómo ahorrar en combustible con una correcta presión de las llantas

En un viaje largo debes calcular que las ruedas irán perdiendo presión durante el trayecto, puedes hincharlas un poquito más de lo indicado, pero siempre teniendo cuidado de no cargarlas con demasiada presión.

Lo ideal para asegurarte de que tus ruedas cuentan con la presión correcta es seguir las instrucciones del fabricante, y mantener la presión que él recomienda.

Algunos consejos para obtener la presión perfecta y ahorrar en combustible son los siguientes: 

  • Comprueba la presión de las llantas antes de comenzar a circular. Esto conviene hacerlo antes de que el vehículo se haya movido por carretera. 
  • Mide la presión de las llantas en una gasolinera cercana: En caso de que no sea posible hacer la medición antes de que el coche empiece a circular conviene realizar la comprobación en la gasolinera más cercana, siempre intentaremos que el coche haya estado en circulación el menor tiempo posible. 
  • Conoce la presión de llantas recomendada para las ruedas de tu vehículo: Este dato lo encontrarás en el manual del usuario de tu coche, también puede venir indicado en una pegatina cercana a la puerta del conductor. 
  • Puedes desplegar el pivote de la rueda y ajustar el medidor especial, este será eléctrico siempre que sea posible. De esta manera podemos evaluar el estado de presión al que se encuentran las ruedas y llenarlas hasta acercarnos a la presión recomendada. 

Arriba