fbpx

Qué ver en Mahón

¿Imaginas pasar unas vacaciones de ensueño junto al mar, en una ciudad con un puerto natural de más de 5 kilómetros que se encuentra rodeado por el parque natural de s’Albufera d’Es Grau? ¿Crees que es un sueño y que es imposible pasar unos días en un lugar paradisiaco? Pues no, no es un sueño, es totalmente real. Se trata de la ciudad de Mahón, la capital de Menorca, un lugar mágico al que querrás volver cada año.

En Mahón encontrarás un legado cultural extenso que se encuentra proyectado en calles, edificios y restos arqueológicos y arquitectónicos. Pero, ¿qué podemos ver en Mahón? ¿Cuáles son los rincones más interesantes de la ciudad? A continuación veremos qué lugares son imprescindibles en la capital de Menorca.

El puerto de Mahón

Con 5 kilómetros de costa, el puerto de Mahón es uno de los puertos naturales más grandes de todo el mundo y es precisamente por esto por lo que también se considera como el puerto más importante de Menorca

Se encuentra plagado de bares y restaurantes con terrazas idílicas para que puedas descansar y probar algunos de los platos típicos de Menorca mientras repones fuerzas para seguir con la aventura.

Además, también es donde se concentra el ocio nocturno, por lo que si quieres salir a tomar una copa, este es el rincón al que tienes que acudir.

La fortaleza de Isabel II, en La Mola

Situada en La Mola, en la entrada norte del puerto de Mahón, se encuentra la fortaleza de Isabel II. Fue construida en el siglo XIX por órdenes de la Reina Isabel II. Cuenta con 10 frentes divididos en dos grupos, la defensa terrestre y la defensa militar.

Al no haber sufrido ningún ataque, esta fortaleza militar se conserva perfectamente y nos deja ver cómo era la arquitectura militar isleña. 

Como curiosidad, cabe destacar que es el punto más oriental de España, por lo que su visita es imprescindible.

Teatro principal de Mahón

Construido en 1829 por Giovanni Palagi, un arquitecto italiano, el Teatro Principal de Mahón es el teatro de ópera más antiguo de España. Y es precisamente por esto, y por la belleza que irradia, por lo que no puedes dejar de visitarlo durante tus vacaciones en Menorca.

Está construido encima de los restos de la muralla que envolvía la ciudad, lo que hace que sea aún más interesante de visitar. Su última reforma se produjo en el año 2001, cuando el teatro de Mahón fue rehabilitado en su totalidad.

Castillo de San Felipe

Otro de los imprescindibles de Menorca es el Castillo de San Felipe, una fortificación construida en el siglo XVI para la defensa de la ciudad. Eso sí, fue parcialmente demolida en 1805, con el mandato de Carlos IV, para evitar que volviera a caer en manos extranjeras. La estructura se encuentra en proceso de mejora pero, aún así, es imprescindible.

Visita al corazón de la ciudad

Dando un paseo por el centro de la ciudad podrás encontrar grandes tesoros de la arquitectura menorquina, como es el caso del Ayuntamiento, en la plaza de la Constitución. Así que te puedes dar un paseo por la ciudad para disfrutar del ambiente, del arte y de toda la magia de Menorca.

Eso sí, si quieres descubrir toda la isla y no solo la capital, te recomendamos alquilar un coche para no perderte nada durante tus vacaciones. Te ahorrarás tener que usar el transporte público y esperar largas colas. Además, también conseguirás ahorrar. ¡Son todo ventajas!


Arriba