fbpx

Alquiler de coches en verano: Consejos para cuidar el coche con el calor

Durante el verano es muy importante seguir una serie de pautas para poder cuidar y proteger el coche del calor. A pesar de que ya estamos llegando a los últimos días de la estación más calurosa, los días de calor seguirán estando presentes algunas semanas más. En estos momentos es importante no bajar la guardia y seguir aplicando todos los cuidados necesarios, especialmente cuando disponemos de un alquiler de coche en verano.

¿Quieres saber cuáles son esos cuidados que debes tener en cuenta durante las próximas semanas? Pues a continuación te los contamos, ¡no te lo pierdas!

Cuidado con los neumáticos

Los neumáticos son la parte del coche que están en contacto directo con el asfalto, que es donde se acumula todo el calor. Es precisamente por esto por lo que se sufren más pinchazos durante la época del verano, por el calor que desprende el suelo al entrar en contacto con los neumáticos. 

Así que si has decidido alquilar un coche en verano, te recomendamos que vigiles de forma constante la presión de las ruedas, especialmente si vas a realizar un viaje largo, para evitar pinchazos en las rudas del coche de alquiler. 

Igualmente, si el coche que usas es de tu propiedad, también deberías controlar la presión de los neumáticos a menudo.

Revisa los frenos en el alquiler de coches

Durante el verano, por las altas temperaturas, los frenos de un vehículo pueden verse afectados. Es por eso por lo que te recomendamos pedir una revisión completa de los frenos en la empresa de alquiler de coches. Las pastillas de freno están constantemente expuestas al calor, de ahí a que puedan sufrir algún tipo de deterioro sin que nos demos cuenta.

Presta atención al motor

Las altas temperaturas que sufrimos en verano pueden hacer que el motor de un vehículo experimente una reducción de su potencia de hasta el 15%. Es por eso por lo que es muy importante prestar atención al motor, especialmente a la aguja que hace referencia a aspectos del coche como, por ejemplo, la temperatura. Evita que llegue a la zona roja.

Intenta estacionar siempre en la sombra

Es muy importante que revises bien la zona en la que vas a estacionar durante todo el año, pero lo es aún más durante el verano. No dejes el coche al sol si tienes alternativa de aparcar a la sombra y usa siempre un parasol, especialmente si el coche es de alquiler. Ten en cuenta que cualquier desperfecto o deterioro tendrás que abonarlo, por lo que será mejor protegerlo para evitar tener que pagar más de lo pensado.

Protege el volante

Proteger el volante y los asientos también es importante, especialmente si la tapicería del vehículo es de cuero. Debes tener en cuenta que pasarás mucho tiempo sentado en esos asientos, por lo que procurar que sean cómodos es fundamental, al igual que el volante. Así que usa una protección para mantener tanto los asientos como el volante intactos.

Con estos consejos podrás proteger tu coche en verano, tanto si es de una empresa de alquiler de coches como si es tuyo propio.


Cerrar
Arriba