Descubre con nosotros la Fortaleza de la Mola

Menorca tiene un montón de atractivos que son el reclamo ideal para que miles de turistas visiten la isla cada año. La fortaleza La Mola es uno de ellos. ¿No habías escuchado hablar de ella? Pues ven con nosotros a hacer un recorrido. 

Historia de la fortaleza La Mola

El puerto militar de Mahón tuvo una gran importancia desde el siglo XVI en adelante. Y es que la historia le precede pues fue escala marítima del enlace con la Corona de España con Italia y fue el puerto de apoyo de la escuadra inglesa. Todo esto junto a sus dimensiones, su calado y la protección de los vientos, lo convirtieron en uno de los mejores puertos del Mediterráneo.

Sus fortificaciones, las cuales estaban levantadas a ambas orillas, formaron un doble recinto de defensa, creando un entorno casi impenetrable. Y de ahí, surge la fortaleza de la Mola.

Por qué visitar La Mola

La importancia histórica y el valor monumental de esta obra arquitectónica ofrece mucho para ver y visitar. Algunos de sus rincones más característicos son: 

Fortaleza Isabel II

Ya hablábamos que este lugar tuvo mucho que ver con la nobleza y los reyes españoles. Esta parte de la fortaleza estaba destinada a defender el puerto de Mahón con cañones ubicados hacia la entrada. 

Frentes 9 y 10

Los enemigos no solo llegaban por tierra, sino también por mar. En estos frentes, con pequeñas ventanas colocadas en puntos estratégicos, estaban preparados para avistar enemigos vía marítima. 

La mina

¿Hay algo más emocionante que un pasadizo subterráneo militar? Pues eso es precisamente la mina, donde se encontraban los polvorines, almacenes y casamatas que tenían como objetivo defender a la reina. 

Puerta de la Reina

Fue construida en honor a Isabel II, y aunque el clima y el paso de los años ha hecho algunos estragos en su arquitectura, aún luce ostentosa y llena de lujo, digno de la nobleza.

El Hornabeque

La defensa de primera línea en tierra donde se encontraban las principales piezas de artillería de la fortaleza. Justo aquí se halla la plaza de armas, que si bien era de suma importancia en tiempos de batalla, hoy lo es para organizar conciertos y otros eventos. 

La Cortadura

Si las cosas no iban bien y el hornabeque se tomaba, este era el último cartucho por quemar para atacar a los enemigos sin ser vistos. 

Aljibe

Los ingeniosos métodos que se usaban en la Edad Media para recoger agua, son hoy todo un espectáculo digno de ver. Se llenaban con el agua de lluvia, la cual era suficiente para suplir de agua para cocinar, beber, bañarse y lavar, para todo el personal y los soldados.  

La Torre de la Princesa

Esta torre fue construida por los británicos y servía como protección ante un desembarco inesperado del enemigo. 

El Polvorín de la Reina

Es una de las partes más espectaculares de La Mola, y fue restaurado por el Ministerio de Cultura hace algunos años. Tiene elementos originales como el suelo de madera. 

Aunque la fortaleza está en Mahón, no hay nada como alquilar un coche para poder llegar hasta ella y recorrer la isla con total libertad y sin esperas ni horarios. 


Arriba