Lugares secretos de Menorca

Menorca cuenta con multitud de enclaves secretos repartidos a lo largo y ancho del territorio que hacen, si cabe, aún más maravillosa la visita a esta fantástica isla.

Para sacar el máximo partido a tus vacaciones menorquinas te hemos preparado una lista con esos rincones secretos que darán un color especial a tu próximo viaje.

Solo te ponemos una condición antes de seguir leyendo:

Tienes que compartir estos míticos enclaves con tus seres queridos que viajen a la isla, así más personas podrán empaparse de la magia y las increíbles sensaciones que emanan los rincones mejor guardados de Menorca ¡Te lo agradecerán!: 

Lugares secretos de Menorca ¿Te atreves a descubrirlos todos? 

El Faro de Favaritx: Uno de los monumentos más emblemáticos de la isla y el faro más importante de Menorca. Nació en 1922. Su paisaje se conforma por un extraño suelo formado a base de mineral pizarra que le confiere un tono grisáceo, los turistas más románticos han bautizado a este enclave como “El paisaje Lunar de Menorca”

El Mercado de Ciutadella: O mejor dicho los mercados. Ciutadella es una de las ciudades más importantes de la isla y cuenta con innumerables mercados semanales en los que puedes comprar pescado fresco, alimentos de la zona y souvenirs para los tuyos. No hay mejor sitio para visitar si quieres llevar contigo un pedacito de Menorca a tu regreso

Las Fiestas de Sant Joan: Que dan comienzo el domingo anterior al 24 de Junio, con la aparición de s’homo des be (el hombre del cordero), que representa a San Juan Bautista. Los protagonistas absolutos de la fiesta son los caballos, que podemos ver en las calles de Menorca.

Por supuesto sin sufrir ningún tipo de daño. 

El Mercado de Ferrerías: Cada Sábado por la mañana se instalan en la plaza de Ferrerías los llamados payeses para vender sus productos típicos de la isla: Queso, embutidos, hierbas aromáticas, fruta y verdura… Ferrerías es un pueblo precioso situado a 16 kilómetros de Ciutadella, se puede llegar fácilmente en coche de alquiler.   

La cima del Monte Toro: El Monte Toro es la cima más alta de Menorca, ubicada a 358 metros de altitud, nos permite ver gran parte de la isla y vislumbrar a la vecina Mallorca. En la su punto más alto encontramos un conjunto monástico y una cafetería regentada por las monjas de clausura del convento. Además de las vistas podremos disfrutar de meriendas, café y refrescos. No se sirven bebidas alcohólicas.

La Ruta Talayótica: Menorca también nos ofrece un gran número de Talayots, estructuras prehistóricas que se han mantenido en buen estado hasta nuestros días. La estructura más antigua es el Talayot de Trebalúger nombrado patrimonio de la humanidad por la Unesco y una de las construcciones más antiguas de toda España. 

Yacimientos arqueológicos: Más allá de los Talayots, Menorca cuenta con alrededor de 1500 yacimientos arqueológicos que nos trasladan a otra época y nos ayudan a empaparnos de la cultura más temprana de la isla. Estos lugares secretos de Menorca son de los mejores para visitar con niños, y sobre todo perfectos para los amantes de la historia. 


Arriba